La Encuesta de Condiciones de Vida, que cada año publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), ubica en unos ingresos inferiores a 8.522 euros al año el límite para considerar que una persona está en riesgo de pobreza. Una cifra muy por debajo de los 11.074 euros que perciben de media el resto de habitantes, que se ha incrementado en un 3,4% en el último año. Son datos recopilados de cómo evolucionó la economía en 2016 y analizados en 2017.

Además, según este informe, los ingresos medios anuales de un hogar español en 2016 fueron de 27.558 euros, tras aumentar el 3,1% respecto al año anterior.

El "riesgo de pobreza" mide la desigualdad, no la pobreza absoluta, es decir, cuántas personas tienen significativamente menos ingresos que el conjunto de la población y los coloca en situación de exclusión social.

 

Más información

 

Diario de Sevilla