España es junto a Grecia el país con mayor paro juvenil de la Unión Europea pero su sistema educativo apunta en una dirección distinta a la que señala el futuro mercado laboral.

En la próxima década, el empleo dirigido a jóvenes menores de 35 años crecerá entre el 2,3% y el 3,5%, llegando a crearse entre 200.000 y 250.000 empleos de alta cualificación, según un estudio realizado por ManpowerGroup y la Fundación I+E, que agrupa distintas multinacionales locaizadas en España con más de 64.000 empleados.

El problema es que entre un 42 y un 49% de estas ofertas de empleo podrían quedarse sin cubrir (de 85.000 a 105.000 vacantes) por dos razones: el desajuste demográfico que ya desde 2010 ha hecho caer un 20% los efectivos de entre 16 y 34 años y, por otro lado, la falta de capacidad del sistema educativo para adaptarse al cambio tecnológico.

Más Información EL MUNDO