Es difícil abrir un negocio

A pesar de los esfuerzos, aun queda un largo camino a la hora de dar facilidades a quienes quieran establecerse por su cuenta. 

El informe Doing Business, elaborado por el Banco Mundial, trata de dar luz sobre cómo es de fácil o difícil para un emprendedor local iniciar un pequeño o mediano negocio de acuerdo con las normas legales. En promedio y a nivel mundial, abrir un negocio requiere siete procedimientos y 25 días, y un capital mínimo que supone el 32% de la renta per cápita anual.

España se sitúa en torno a la media, con una duración de los trámites para la apertura de un nuevo negocio de 23 días, diez procedimientos y el 13,4% de los ingresos per cápita de capital mínimo exigido. Pero muy lejos de Nueva Zelanda, donde la apertura de una empresa requiere tan sólo un procedimiento, medio día y nada en concepto de capital mínimo, cuestión compartida por 112 países. También está alejada de la media de la OCDE, con 5 procedimientos, 11 días y un capital en torno al 10% de la renta per cápita.

En dos de los parámetros medidos se ha producido un claro avance español. Uno es el número de días necesarios para la puesta en marcha de un negocio, que ha pasado de cerca de 120 días en el informe de 2005 a 23 días en 2014. El otro, es el coste del procedimiento, que se ha reducido desde el 15% de los ingresos en 2011 al 4,7% en 2014.

A pesar de las medidas adoptadas para facilitar la apertura de nuevas empresas, lejos de mejorar, España ha retrocedido algunas posiciones en el ranking. Algo que no sólo ha sucedido en esta categoría sino en ocho de las 10 áreas analizadas, como puede verse en el cuadro que compara los informes de 2013 y 2014).

Informe completo